Traslado del avión A4B para el centenario de la Fuerzá Aérea

– ¿De dónde sos?
– De Córdoba.
– Pero, ¿de qué parte?
– De ruta 20

Este diálogo se me da bastante seguido; cada vez que me topo con alguien que alguna vez conoció un cordobés y busca refrescar el recuerdo con coincidencias barriales. ¡De Ruta 20!, la respuesta sale con la misma fuerza con la que se indica la camiseta de fútbol de la que somos hinchas. No importa en cuál de los 20 barrios cercanos vivas, ni a qué lado de la ruta estaba tu colegio, la referencia común a todos es la misma.

La Avenida Fuerza Aérea (como sale en su documento) es una avenida que recorre los últimos 4km del sur-oeste de Córdoba antes de convertirse efectivamente en “ruta nacional Nº 20” con destino a la vedette veraniega Villa Carlos Paz. Desde los 8 años que vivo allí y la recorro de punta a punta, vi cómo de tener un solo local comercial de renombre, hoy se encuentra repleta de franquicias conocidas que renuevan pero no corrompen al espíritu local, la ví vacía un domingo a la mañana y atestada de vehículos en las horas pico laborales, la anduve en bici, en rollers, en colectivos, en taxis, en remis, caminando, trotando y hasta la tuve que esquivar un par de veces por miedo a cruzarme con alguna ex.

Durante los 20 años que viví allí fue creciendo y cada vez un poco más rápido, tanto que hoy me cuesta recordar cuando habían casas en sus costados en vez de negocios, si alguna vez la transitaron en auto seguro no lo notaron, pero si prestan atención van a ver como la gente no camina en las veredas, sino que pasea e ir a comprar el pan sin cruzarse con algún conocido es casi un desafío.

Hoy me siento en la vereda y veo pasar todo lo que recuerdo de Córdoba, los primeros trolebuses con las promesas de transporte ecológico, manifestaciones de distintos gremios, humo negro de las gomas quemadas por piqueteros, los saqueos del 2001, las cámaras de vigiancia del 2012, las personas trotando a la mañana y yendo a alguno de los gimnasios por la tarde (y con una birra por la noche), las guerras a la 1 de la mañana por conseguir un taxi cuando todos salen a bailar y las risas en los carros de choripan a las 7, veo a los vecinos protestando en 2005 porque quieren poner un Dino y disfrutando en 2006 del aire renovado que aportó, veo los taxis luchando con remises, los cospeleros sacando ventaja cuando los buses están de paro, veo el ómnibus de Talleres venir desde el Chateau festejando el ascenso a la B y a Los Piratas ir hacia su estadio a reclamar su pertenencia en primera división contra el mítico River Plate, la veo inundada hace unos años y repleta de desagües luego, veo skaters rumbo al Parque Sarmiento para patear por sus derechos y veo ciclistas juntándose de a poco para asistir a la masa crítica, veo a los de la 14 siendo un ícono con sus pedaleadas semanales a Villa Carlos Paz y veo cómo pasan todos los cordobeses que vuelven de un chapuzón entre los distintos ríos de las sierras.

Vi y seguramente veré montones de calles en mi vida, algunas más limpias, otras más ordenadas, unas llenas de arte y vanguardia y otras ensalzando su superioridad cosmopolita, algunas llenas de historias y otras llenas de futuro, pero ninguna tan cordobesa como esta.

Fuá que salió nostálgico!!

Este post forma parte del Veo Veo, un juego de dinámicas creativas que consiste en dar a conocer lugares, sensaciones y experiencias sobre distintos lugares del mundo. Es una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, conocer otros viajeros que andan dando vueltas por el mundo.
El 15 de cada mes salimos todos a volar con nuestra imaginación y dejarnos sorprender. ¿Querés sumarte? Está abierto a cualquiera que quiera participar, podés ver toda la info en el grupo de Facebook


Para viajar a otras calles hacé click acá:

Una calle de Penang, Malasia

Una calle, un destino

Boulevard

Una calle en Cuzco

La calle Caracoles

Calles que no conozco, viajar en tiempos de Google

Abbey Road

Una calle, todas las calles

Callejon Hamel

Un camino nunca olvidado

Callecitas

Mi calle de tierra

Una calle repleta de gente

Calle Laurel

No hay calles

Calle salk

Una calle para perderse

Una calle que solo aparece los fines de semana

Una calle, muchas calles


{ 7 comentarios... read them below or Comment }

  1. Hola!
    Me gustó tu recuerdo!!! :)
    Si no estoy equivocado hace ya muchos años, en mi primer viaje a dedo, supongo que hice dedo por ahí cuando iba camino a La Falda.
    Me temo que desconocía tu blog, así que me lo guardo para conocerlo más!
    Un abrazo y buenos rumbos!!!

    ResponderEliminar
  2. Me dio nostalgia a mi también jajajaja Yo vivía en Residencial V. Sarsfield, no muy cerca, pero la misma zona :) Qué hermosa ciudaddddd!!!

    ResponderEliminar
  3. La conocí este año cuando fui a C. Paz. Que bueno que puedo "verla"a través de tus palabras y de mis recuerdos.

    ResponderEliminar
  4. Mil anécdotas gente, gracias por los com

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente no conozco mucho Córdoba, pero me transporté mágicamente a la ciudad a través de tus palabras!

    ResponderEliminar
  6. esselente Bruno!!! te falto contar sobre la "Antena" que tantas veces nos cobijó a sus pies en eternas reuniones de amigos!!

    ResponderEliminar

- Copyright © 2013 Dias Nomade - blog viajes - Devil Survivor 2 - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -